¿Es malo andar en bicicleta durante el embarazo? Beneficios y precauciones

Si se puede montar en bici embaraza es una de las preguntas más comunes. ¡Te lo contamos!

Tabla de contenidos

«¿Es malo montar en bicicleta durante el embarazo?» Esta es una pregunta común entre las futuras mamás que desean mantenerse activas y saludables durante esta etapa tan importante de la vida.

En este artículo, exploraremos los beneficios y precauciones de andar en bicicleta durante el embarazo, brindándote información valiosa para que puedas tomar decisiones informadas sobre tu actividad física.

Estar embarazada requiere de una buena alimentación, cuidados constantes, mogollón de mimos, mucho reposo y también cierto ejercicio, pero hay veces que dudamos sobre si es bueno andar en bicicleta durante el embarazo.

¿Puedo andar en bici si estoy embarazada?

Es diferente para cada persona, ya que la forma de llevar el proceso depende de tu estilo de vida antes y durante la gestación. Andar en bicicleta durante el embarazo puede ser una actividad segura y beneficiosa si se realizan las precauciones adecuadas. Sin embargo, es importante comprender que no todas las mujeres embarazadas son iguales, y cada embarazo es único.

El deporte y los ejercicios aeróbicos moderados sí son recomendados durante estos meses, puesto que fortalece el feto y es bueno para la salud, pero eso sí, sin excesos. Esto también implica el hecho de montar en bicicleta durante el embarazo. Si estás acostumbrada a pedalear, ¡tranquila! Aunque antes de subirte a la bicicleta, es crucial que consultes con tu médico para asegurarte de que no haya contraindicaciones específicas para tu situación.

En términos generales, montar en bicicleta de forma esporádica es recomendable para las mujeres embarazadas, pero solo hasta el quinto o sexto mes de gestación.

Antes de subirte a la bicicleta, es crucial que consultes con tu médico para asegurarte de que no haya contraindicaciones específicas para tu situación y gestación.

A partir de esta franja de tiempo, el vientre se vuelve más voluminoso, por lo que resultará más complicado montar en bicicleta. No solo te costará más mantener el equilibrio sobre el sillín, sino que requerirás de mayor reposo.

Hasta entonces, puedes disfrutar de tus paseos en bicicleta plegable por zonas tranquilas, como un parque. Pedalear relaja, tonifica y evita el exceso de peso tanto a la madre como al bebé, además de mejorar la circulación. Veamos con más detalles los beneficios de montar en bicicleta durante el embarazo.

Mejor bicicleta plegable para mujer: características y consejos

 

 

Beneficios de andar en bicicleta durante el embarazo

¡Pedalea hacia un embarazo saludable! Aquí hay algunos beneficios de andar en bicicleta durante esta etapa:

1. Mejora de la salud cardiovascular

Como mencionamos anteriormente, darle a los pedales es una excelente forma de ejercicio cardiovascular durante el embarazo. Ayuda a mejorar la circulación sanguínea, fortalecer el corazón y aumentar la resistencia física. Esto puede ser especialmente beneficioso durante el embarazo, ya que el sistema cardiovascular trabaja más duro para proporcionar nutrientes al feto en desarrollo.

2. MANTENTE FUERTE

Pedalear fortalece los músculos de las piernas y glúteos, lo que puede aliviar las molestias lumbares (muy comunes en el embarazo) y ayudarte a mantener una postura adecuada a medida que tu cuerpo cambia.

3. Control del aumento de peso

El aumento de peso es natural durante el embarazo, pero con ayuda de un poco de bicicleta podrás mantenerlo dentro de rangos saludables a la vez que disfrutas de un paseo.

3. Reducción del estrés

Usar la bici de forma cotidiana, además de mejorar la salud física, tiene efectos muy positivos y beneficiosos para la salud mental. Diversos estudios respaldan que la movilidad activa no solo fortalece tu cuerpo, ¡sino que también es un regalo para tu mente!

¿Sabías que esos paseos en bicicleta pueden ser un bálsamo para tu salud mental? Te lo explicamos: cuando te ejercitas, por ejemplo, pedaleando; tu cuerpo libera endorfinas, esas hormonas que te hacen sentir genial. Además, el aumento del flujo sanguíneo y la reducción del estrés son como un abrazo reconfortante para tu mente.

Tan solo con un paseo de 30 minutos al día en bicicleta puede mejorar tu estado de ánimo general y conseguir un sueño más profundo y reparador, así como reducir el estrés, la ansiedad y la fatiga. Las personas físicamente activas reducen hasta un 30% el riesgo de sufrir depresión, ¿sabías este dato?

Ahora bien, todos estos beneficios se aplican aun no estando embarazada, pero también vendrán bien durante la gestación, ya que puede llevar consigo una carga emocional y física extra.

Precauciones importantes antes de andar en bicicleta

¡Seguridad primero! Aunque montar en bicicleta puede tener beneficios, es esencial tomar precauciones para garantizar la seguridad de la madre y el bebé. Lee con atención:

1. Consulta a tu médico

Lo volvemos a repetir porque es superimportante: antes de comenzar a darte paseos en bici, es vital hablar con tu médico/a. Podrán brindarte orientación personalizada según tu salud y tu embarazo.

2. Elige una bicicleta adecuada

Opta por una bicicleta que te permita mantener una posición erguida y cómoda. Las bicicletas con manillar recto suelen ser una buena elección. Asegúrate de que te sientas bien y segura en la bici que usas.

3. Equipo de protección

Si siempre aconsejamos el uso del caso, en estando embarazada aumentamos aún más nuestra recomendación. No olvides usar un casco de calidad y asegurarte de que esté bien ajustado. Y ya como protección extra, puedes considerar rodilleras y coderas para una protección adicional. 

Solo un pequeño recordatorio: en España la utilización del casco para adultos NO es obligatorio en vías URBANAS. Es obligatorio siempre para menores de 16 y para trayectos interurbanos.

4. Superficies y vías seguras

Elige caminos o calles bien pavimentadas y señalizadas para minimizar el riesgo de caídas. Evita terrenos irregulares, calles con mucho tráfico o en mal estado. Si tu ciudad dispone de ciclovías o carriles bicis, estos serán ideales para tus trayectos.

5. Hidratación y protección solar

Lleva contigo un poco agua para mantenerte hidratada (y alguna fruta o snack saludable por si te pica el gusanillo).

Una buena protección solar de factor alto es también muy recomendable, no solo en verano. Los rayos solares y UVA siempre están ahí.

6. Escucha a tu cuerpo

Aunque suene un poco hippie, es muy importante estar pendiente de tu cuerpo y de cómo te sientes. La naturaleza es sabia, y tu cuerpo te dará señales sobre lo que es cómodo y seguro. Por ejemplo, si sientes fatiga, mareos o molestias, es fundamental detenerse de inmediato, descansa y, si es necesario, llama a tu persona de confianza o pide ayuda.

Como puedes comprobar, existen numerosos beneficios de montar en durante el embarazo, pero siempre deberás hacerlo con precaución y sin pegarte un sprint

Los beneficios cardiovasculares, el fortalecimiento muscular y la reducción del estrés son solo algunos de los aspectos positivos que esta actividad puede aportar a las futuras madres. Recuerda siempre consultar a tu médico y escuchar las señales de tu cuerpo para asegurarte de que estás cuidando tu bienestar y el de tu bebé de la mejor manera posible.

Ten en cuenta que ahora sois dos y os merecéis todas las precauciones.

 

¿Qué bicicleta eléctrica comprar? Comparativa entre bicicleta eléctrica de ciudad y bicicleta de montaña eléctrica

Compartir