Señales ciclistas para ir por la ciudad: aprende a señalizar en bicicleta

En este artículo exploraremos las señales ciclistas y cómo indicar adecuadamente maniobras mientras vas en tu bici para garantizar una experiencia segura y fluida.

El ciclismo urbano no solo es una actividad divertida, sino también una forma ecológica y saludable de desplazarse. Al tomar las calles con tu bicicleta, es crucial comunicarte eficientemente con otros usuarios de la vía.

La seguridad vial es esencial, tanto para conductores de otros vehículos como para ciclistas. En el caso de quienes prefieren la movilidad en bicicleta, las señales ciclistas manuales son una herramienta fundamental para comunicarse con los demás usuarios de la carretera. Dominar estas señales no solo mejora la seguridad, sino que también promueve una convivencia armoniosa en el tráfico. En este artículo, exploraremos las señales manuales más importantes que todo ciclista debería conocer, ayudándote a circular de manera segura y eficiente.

Tabla de contenidos

Importancia de las señales ciclistas cuando circulas en bici

Antes de adentrarnos en las señales específicas que todo ciclista debe conocer, es crucial comprender el rol fundamental que desempeñan estas indicaciones. Más allá de ser simples gestos, las señales ciclistas manuales son la herramienta principal de comunicación en la carretera. Imagina la vía como un espacio de intercambio constante entre distintos actores: conductores, peatones, usuarios de vehículos de movilidad personal y, por supuesto, ciclistas. En este contexto, las señales manuales y visuales se convierten en un lenguaje compartido que facilita la convivencia y fortalece la seguridad de todos.

Cuando despliegas una señal, no solo estás informando sobre tu próxima maniobra, estás estableciendo un diálogo visual que permite a los demás anticipar tus acciones. Este acto de anticipación es clave para reducir el riesgo de posibles incidentes en la carretera. Imagina circular en una bicicleta sin señalizar: los demás usuarios de la vía tendrían dificultades para entender tus intenciones, lo que podría generar confusiones y situaciones potencialmente peligrosas. Piensa, por ejemplo, si los coches no utilizaran las luces de giro o de frenado, ¡se desataría el caos!

Así, las señales manuales se convierten en un componente esencial de la seguridad vial en el ciclismo. No se trata solo de normas o protocolos, sino de una forma de comunicación que contribuye a la armonía y la coexistencia en el tráfico. Al comprender y utilizar estas señales de manera efectiva, no solo mejoras tu propia seguridad, sino que también contribuyes al bienestar de quienes comparten el camino contigo.

 

las señales manuales son la herramienta principal de comunicación en la carretera

Facilitando la anticipación

Imagina a un conductor que va detrás de ti. Gracias a tu clara señalización, puede anticipar tu giro, reduciendo la posibilidad de frenazos repentinos y mejorando la fluidez del tráfico. Las señales ciclistas crean una conexión invisible pero efectiva entre ciclistas y conductores, fomentando el respeto mutuo en la carretera.

Reduciendo el riesgo de accidentes

La seguridad en la carretera es un esfuerzo conjunto, y las señales manuales desempeñan un papel fundamental en este compromiso compartido. Al comunicar tus movimientos de manera anticipada, ayudas a prevenir colisiones innecesarias y a mantener un entorno vial más seguro para todos.

Ciclismo consciente y empático

Las señales manuales en bicicleta no son solo normas de tráfico; son una expresión de responsabilidad y conexión. Al adoptar esta práctica, te conviertes en un ciclista consciente, construyendo puentes de comprensión en el laberinto de las calles. 

Consejos prácticos para señalizar en bicicleta

  • Anticipa tus movimientos: señaliza con suficiente antelación antes de realizar un giro o cambiar de carril. Esto permite que los demás usuarios de la vía tengan tiempo para reaccionar y ajustar su velocidad o posición.

  • Mantén la consistencia: utiliza las señales de manera consistente y clara. Esto ayuda a establecer una comunicación efectiva con los demás en la carretera.

  • Verifica tu entorno: antes de señalizar, asegúrate de que no haya obstáculos que impidan que los demás vean tus señales. Además, verifica que la vía esté despejada y que puedas realizar la maniobra de manera segura.

Tipo de señales ciclistas

En el próximo segmento, exploraremos las señales específicas para que te conviertas en un/a «jedi» de la comunicación en dos ruedas.

  • Giro a la derecha: Cuando te dispongas a girar a la derecha, extiende el brazo derecho en horizontal con la palma de la mano extendida hacia abajo, si quieres puedes señalar con tu dedo índice hacia la derecha. Esta es la opción que creemos que es más clara (y la que utilizamos en Ossby) pero también puedes indicar el giro a la derecha así: brazo izquierdo doblado hacia arriba y la palma extendida. Ambas maneras están contempladas por la DGT. En cualquier caso, mantén la señal durante al menos cinco segundos antes de realizar el giro. Esto alertará a los conductores y peatones de tus intenciones.

Señales Ciclistas - Giro a la derecha - Ossby
  • Giro a la izquierda: Para indicar un giro a la izquierda, extiende el brazo izquierdo en horizontal con la palma de la mano también extendida y hacia abajo. La otra opción es: brazo derecho doblado hacia arriba y palma extendida. Al igual que en el caso del giro a la derecha, es importante mantener la señal durante unos segundos antes de efectuar el giro.
Señales Manuales Ciclistas - Giro a la derecha - Ossby
  • Disminución de velocidad: Si necesitas bajar tu velocidad, según lo que dice la DGT, pon el brazo izquierdo o derecho en horizontal y realizar movimientos de arriba a abajo varias veces. Esta señal alerta a los conductores y ciclistas que vienen detrás de ti, indicándoles que reducirás la velocidad o te detendrás. Recuerda utilizarlo en cruces y en cuando se aproxime un stop o ceda el paso
  • Disminución de velocidad: Si necesitas bajar tu velocidad, según lo que dice la DGT, pon el brazo izquierdo o derecho en horizontal y realizar movimientos de arriba a abajo varias veces. Esta señal alerta a los conductores y ciclistas que vienen detrás de ti, indicándoles que reducirás la velocidad o te detendrás. Recuerda utilizarlo en cruces y en cuando se aproxime un stop o ceda el paso.
  • Stop o detención: esta señal es tu forma de comunicar a los compañeros de la calzada que se encuentran detrás que estás a punto de detenerte. Su importancia radica en prevenir posibles choques y garantizar una circulación fluida. La forma de comunicar esta acción es: levanta la mano izquierda o derecha por encima de la cabeza, con la palma mirando hacia el frente. Además, realizar pequeños movimientos con la mano puede incrementar la visibilidad de la acción, asegurándote de que todos estén al tanto.

Señalizar tu maniobra cuando montas en bicicleta es una práctica esencial para la seguridad vial y la convivencia armoniosa en la carretera.

Estos consejos valen tanto para una bicicleta tradicional como una bicicleta eléctrica plegable como la Ossby GEO.

Al comprender y aplicar correctamente las señas y señales ciclistas, los usuarios de bicis contribuimos a un entorno de tráfico más seguro para todos los conductores. Recuerda que la comunicación efectiva es clave, y estas señales son un medio importante para lograrla. La seguridad comienza con pequeñas acciones, y señalizar adecuadamente es un paso fundamental hacia una experiencia ciclista más segura y agradable. ¡Pedalea con seguridad!

Ahora que ya sabes las señales ciclistas básicas para circular con tu bicicleta o ebike, te recomendamos que aprendas por dónde deben circular las bicicletas y bicicletas eléctricas en ciudad.

¿Por dónde deben circular las bicicletas en ciudad (en España)?

Compartir