Bicicleta como medio de transporte: Ventajas y desventajas

bicicleta-como-medio-de-transporte

Miles de personas utilizan la bicicleta como principal medio de transporte urbano, especialmente en tiempos de pandemia. Te contamos las ventajas y desventajas de montar en bici en tu vida diaria.

ventajas de usar la bicicleta como medio de transporte

No contamina

La emisión de gases por parte de coches y otros vehículos se ha convertido en la principal problemática de las ciudades del mundo. Montar en bicicleta implica una opción mucho más sostenible a la hora de circular por un entorno urbano, ya que no contamina y fomenta el respeto por el medio ambiente en todo momento. 

Sin problemas de aparcamiento

¿Cuántas veces has montado en coche y has tardado más tiempo en aparcar que en circular? La bicicleta permite ahorrar tiempo, ya que tras el recorrido no tendrás necesidad de aparcarla en ningún sitio, especialmente si se trata de una bici plegable

Montar en bicicleta es bueno para la salud

¿No sabes cómo quitarte esa tripita? La bicicleta como transporte es una actividad que aporta numerosos beneficios a la salud, entre ellos quemar calorías, mejorar la salud cardiovascular y fortalecer la zona lumbar

Su mantenimiento es barato

El mantenimiento, a diferencia de la moto o especialmente el coche, es más barato, ya que solo implica invertir en gadgets para bicicleta o reparaciones sencillas como el cambio de pastillas de freno y la cadena, las cuales suelen ser mucho más económicas. 

Desventajas de moverse en bicicleta

Falta de carriles bici

La bicicleta es el medio de transporte idóneo para movernos por cualquier entorno urbano siempre que podamos. Existen muchas ciudades en España con carril bici, pero también otras, como curiosamente Madrid, que apenas han desarrollado un sistema de carriles lo suficiente potente por el momento. La falta de carriles apropiados se convierte muchas veces en un problema para circular con seguridad por cualquier entorno urbano. 

Los problemas atmosféricos

Montar en bici nos hace más felices, salvo cuando pedaleamos a 40ºC en pleno agosto o nos cae una tromba de agua y llegamos a clase o al trabajo hechos una sopa. El factor atmosférico puede jugar en nuestra contra, motivo por el que recomendamos apostar por aliados como chubasqueros o ropa cómoda a la hora de pedalear. 

Fácil de robar

Hay ladrones que roban coches, pero muchos más que roban bicicletas ya que es más vulnerable a cualquier hurto, especialmente si dejas tu bici en zonas poco concurridas o sin la protección necesaria. Los siguientes consejos para resolver cualquier robo de tu bicicleta, te serán de gran ayuda. 

La bicicleta como medio de transporte es una alternativa cada vez más recurrente, especialmente a la hora de moverse por la gran ciudad. Una nueva tendencia que encuentra en la bici plegable la mejor alternativa para disfrutar de todas las ventajas de montar en bici con el beneficio de poder guardarla en cualquier sitio que quieras. 

Señales manuales de los ciclistas: aprende a señalizar en bicicleta

señales-manuales-de-los-ciclistas

Señalizar a otros mientras pedaleamos en nuestra bicicleta es vital para garantizar tu seguridad y la del resto de conductores. Utiliza tu lenguaje corporal y anota las siguientes señales manuales para ciclistas. 

Conducir en bicicleta supone formar parte del tráfico vial con toda la responsabilidad que ello conlleva. De hecho, un 73% de los accidentes en bicicleta en España implica la presencia de otro coche, según un estudio de la DGT. Sin embargo, muchos de estos siniestros son evitables si usas diferentes señales manuales que comuniquen a otros vehículos tus intenciones, ya sea a la hora de cambiar de dirección o detenerte.

Cambio de dirección hacia la derecha

Esta acción se puede indicar utilizando dos variantes: la primera, doblando el codo izquierdo y formando una “L” con el brazo mientras la palma de la mano apunta hacia el frente. La segunda opción consiste en extender el brazo derecho de forma perpendicular a nuestro tronco. 

Cambio de dirección hacia la izquierda

Este cambio se indica extendiendo el brazo izquierdo perpendicular al tronco. Los cambios de dirección, tanto a la derecha como a la izquierda, deben ser indicados cuando dobles en una esquina o realices un cambio de carril con tu bicicleta, ya sea normal o plegable.

Disminución de velocidad

Esta opción también sirve para indicar que vas a hacer un alto y consiste en colocar el codo izquierdo de forma que el brazo forme un ángulo de 90º, mientras la palma de la mano apunta hacia el conductor que se encuentra detrás. El brazo forma una “L” invertida

Velar por tu seguridad y la de otros conductores es vital para garantizar la circulación. Estas señales manuales de ciclistas suponen los mejores aliados junto con chalecos reflectantes y otros gadgets esenciales para conducir con tu bici plegable por la ciudad. 

Fomenta la seguridad al circular en bicicleta por la gran ciudad y apuesta por una movilidad inteligente en todo momento gracias a la mejor bici plegable. Porque, ¿alguna vez imaginaste poder guardar tu bicicleta en el armario de la oficina o junto a la mesa de estudio? 

Principales marcas de bicicletas plegables en España

bicicletas-plegables-españa

En nuestro país hay talento. Y mucho. Prueba de ello son las diferentes marcas de bicicletas plegables que hay en España. Además, la fabricación de sus modelos dentro de las fronteras nacionales fomenta la economía y el prestigio de nuestros profesionales y supone garantía de calidad para el comprador. ¿Quieres conocerlas? ¡Sigue leyendo! 

Flebi

Es una firma de bicicletas eléctricas plegables que nació en Sevilla en el año 2010. Sus modelos resultan cómodos de conducir y muy prácticos. El peso de sus bicis ronda los 17 kg y sus ruedas son de unas 20 pulgadas. El precio de sus modelos ronda los 1.500 €. 

Las marcas de bicicletas plegables en España ponen el listón muy alto, dando prestigio al sector y calidad al usuario. 

Qipplan

En su momento esta empresa navarra fue puntera en el sector de las bicicletas plegables. De hecho, fue una de las primeras en incorporar el motor en el cuadro. Sin embargo, hoy ha quedado un poco obsoleta y, de hecho, sus modelos (que dejaron de actualizar desde hace algunos años) ya no se pueden adquirir en su página web. 

Moma

Esta firma de bicicletas plegables radicada en Barcelona lleva a cabo toda su fabricación en España. Cuenta con diferentes modelos, pero la mayoría cuenta con unas 6 velocidades y ruedas de 20”.

Ossby

Ubicados en Madrid, donde llevamos a cabo toda la fabricación de nuestras bicicletas plegables, en Ossby cuidamos cada detalle de nuestros modelos.

Sí, porque desde el peso (nuestra versión Curve Eco solo pesa 9,5 kg y la Curve Electric solo 13,5 kg), hasta el plegado (con el sistema Easy up de plegado en un segundo) o las ruedas (de 14” y 12”, perfectas para un plegado que te permita guardarla en cualquier parte), cada detalle está medido al milímetro para ofrecerte la bici plegable perfecta para ti. 

Así que ya sabes, si quieres apoyar la fabricación made in Spain y, de paso, hacerte con una bicicleta plegable española (ya sea eléctrica o no) perfecta para la ciudad, ¿a qué estás esperando para probar tu Ossby de primera mano? 

La bicicleta plegable con marchas definitiva: descubre por qué

bicicleta-plegable-con-marchas

¿Creías que una bicicleta plegable con marchas debía ser demasiado pesada? Pues en este artículo descubrirás que no es así, sobre todo si lo que buscas es una bici urbana para moverte por la ciudad. Descubre por qué, en este caso, no hacen faltan demasiadas velocidades y… ¡cuál es nuestra favorita!

¿Por qué necesito una bicicleta plegable con cambios?

Hay algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de determinar si necesitas diferentes cambios en tu bicicleta y, sobre todo, definir cuántos. Analízalos bien para conocer qué tipo necesitas realmente.

Distancia

Examina la distancia que vas a pedalear cada día. ¿Es mayor de 20 o 25 km? Quizá entonces te convenga contar con alguna marcha larga para, en determinadas zonas, poder recorrer más espacio con cada pedaleo.

Sin embargo, si tu trayecto es un poco más corto y relativamente llano, no necesitas 21 velocidades, ni muchísimo menos. De hecho, con menos de 7 te apañarás perfectamente.

Ten en cuenta que cada una de las marchas son piñones extra que hay que añadir y, por lo tanto, más peso. 

Plegado

Entendemos que, si estás buscando una bicicleta plegable (sin valorar ahora el número de marchas), es o bien porque quieres guardarla en un pequeño rincón de tu casa sin que estorbe o bien porque quieres llevarla contigo en el metro o el bus. Para ambas circunstancias necesitas que se pliegue fácilmente. 

En el primero es importante que tenga varios niveles de plegado, es decir, que  no solo se pliegue el cuadro, sino también el manillar o los pedales. En el segundo lo vital es que el pliegue principal sea rápido de llevar a cabo, ya que no te querrás ver intentando plegar tu bici durante 5 minutos antes de entrar al bus.

La bicicleta plegable con marchas definitiva tiene que tener el número justo de cambios para no resultar demasiado pesada. 

Cuestas

Si tienes la seguridad de que necesitas una bicicleta plegable de este tipo es porque en tu trayecto diario hay alguna cuesta, aunque sea pequeña. Aquí debes entrar a valorar cómo de pronunciada y larga es esa (o esas) cuesta, pues cuando mayor sean estos dos valores, quizá más desarrollo vas a necesitar. 

En caso de que sean muchas, muy largas y pronunciadas, quizá incluso te tienes que plantear la posibilidad de hacerte con una bicicleta tradicional, que no sea plegable. Aunque… ¡también hay otra opción! Una bici plegable que tenga marchas ¡y que sea eléctrica! Así podrás ayudarte del motor cada vez que encuentres una cuesta en la que necesites un pelín de ayuda. 

Pero si vas por ciudad es muy raro que te encuentres cuestas interminables, por lo que puede primar un buen plegado y, sobre todo, un menor peso (como veremos en las próximas líneas) a un mayor número de piñones o platos. 

Ligereza

¿Vas a combinar diferentes medios de transporte? Si, por ejemplo, piensas utilizar la bici para llegar a la estación de metro más cercana, lo que debes tener en cuenta, además del plegado sencillo, es que sea ligera.

No obstante, cuantos más desarrollo tenga… ¡más pesará! Por eso siempre hay que encontrar el equilibrio perfecto entre número de marchas y peso en función de tus necesidades.

De hecho, si necesitas una bicicleta eléctrica ten en cuenta que, probablemente, tendrá un peso algo mayor que las que solo tienen cambios.

Ossby Curve Eco: la bicicleta plegable con marchas definitiva

Esta bicicleta plegable de 3 cambios es ligera, tiene un plegado extraordinariamente rápido y, además… ¡tiene versión eléctrica! Por eso creemos que es la bici perfecta si lo que buscas es circular por tu ciudad en tu día a día. 

Sus 3 velocidades te van a permitir subir pequeñas cuestas sin llegar repleto de sudor a cualquier lado. Si a eso le sumamos un peso de apenas 9,5 kg (las bicis plegables con marchas suelen rondar los 13-14 kg), esta te va a resultar muy sencilla de transportar para subirla al bus o al metro. 

Este número de velocidades es perfecto para ir por la ciudad, ya que no aporta excesivo peso pero te permite hacer frente a pequeños desniveles que haya en la urbe. Y, como generalmente las ciudades no están repletas de cuestas por todas partes, ¿para qué incorporar un peso que luego te resulte incómodo al transportarla? 

¡Pero es que ahí no terminan las buenas noticias con esta bicicleta! Es que gracias al plegado Easy up su estructura disminuye su tamaño a la mitad… ¡en solo un segundo! Como lo lees.

Con este modo de plegado rápido tardarás prácticamente nada en tener tu bici lista para llevar en modo trolley por un centro comercial o para meterla en el edificio de tu oficina.

Y si a todo esto le quieres añadir una versión eléctrica porque en tu caso lo consideras necesario… ¡adelante! Con la Ossby Curve Electric tienes la opción de disfrutar de una bici de solo 13,5 kg (la media de peso de las bicis eléctricas ronda los 17 kg) con autonomía de 45 km. 

Así que ahora que conoces la bicicleta plegable con marchas definitiva para hacer tuya la ciudad… ¿a qué esperas para probarla de primera mano? Vuelve a sentir la libertad de recorrer tu ciudad sin límites.

La altura del sillín correcta en la bicicleta: Consejos prácticos

altura-del-sillin

La prueba del algodón a la hora de pedalear de forma cómoda y segura reside en controlar la altura del sillín. Te ayudamos a encontrar la perfecta para ti. 

Consejos para medir la altura del sillín de la bicicleta

 Encontrar la medida perfecta supone aprovechar toda la fuerza del pedaleo, circular más cómodo y, por supuesto, no lesionarte en el momento más inesperado. 

Hazte con cinta métrica y un rotulador, y vamos a hacer las cosas bien desde el principio a través de los siguientes parámetros para hacer una medición correcta:

Regular la altura correcta del sillín ayuda a circular de forma más cómoda y aprovechar la máxima fuerza del pedaleo. 

1. Mide la distancia desde tu entrepierna al suelo

Esta medida será la base para hacerlo bien. Puedes tumbarte con los pies apoyados en la pared y hacer una marca en el suelo a la altura de tu entrepierna. Después, mide la distancia desde ese punto hasta la pared y listo. 

2. Multiplica la distancia anterior por 0,88

Según diferentes estudios, la altura perfecta del sillín es el 88% del alto de tu entrepierna. Por ejemplo, si la distancia a tu entrepierna es de 100 cm, la ideal será de 88 cm. Pura ciencia. Ahora, usa esa medida que has sacado para medir la distancia desde el suelo y ajustar la altura del sillín hasta coincidir con la distancia que calculaste.

3. Alternativa si no tienes metro

Puedes hacerlo a ojo sentándote encima del sillín y situando el talón en el pedal. Acto seguido pedalea hacia atrás hasta colocar la biela paralela en el tubo del cuadro que asciende hasta el asiento. Debes comprobar que la posición de tu pierna queda totalmente extendida

Y ya que tienes la cinta métrica a mano para medir la altura del sillín, mide el reducido espacio que ocupa la mejor bici plegable eléctrica.

¿Es malo andar en bicicleta durante el embarazo?

bicicleta-embarazo

Estar embarazadas requiere de una buena alimentación, cuidados constantes, mucho reposo y también cierto ejercicio, pero hay veces que dudamos sobre si es bueno andar en bicicleta durante el embarazo.

¿Se puede montar en bici estando embarazada?

Es diferente para cada persona, ya que la forma de llevar el proceso depende de tu estilo de vida antes y durante la gestación. El deporte sí es recomendado durante estos meses, ya que fortalece el feto y es bueno para la salud, pero eso sí, sin excesos. 

Esto también implica el hecho de montar en bicicleta durante el embarazo. Si estás acostumbrada a pedalear, ¡tranquila! Aunque recomendamos en primer lugar consultar a tu médico en función de tu estado, montar en bicicleta de forma esporádica es recomendable para las mujeres embarazadas, pero solo hasta el quinto o sexto mes de gestación

Las mujeres embarazadas pueden montar en bicicleta, aunque recomendamos hacerlo solo hasta el quinto o sexo mes de gestación. 

A partir de esta franja de tiempo, el vientre se vuelve más voluminoso, por lo que resultará más complicado montar en bicicleta. No solo te costará más mantener el equilibrio sobre el sillín, sino que requerirás de mayor reposo.

Hasta entonces, puedes disfrutar de tus paseos en bicicleta plegable por zonas tranquilas, como el campo. Pedalear relaja, tonifica y evita el exceso de peso tanto a la madre como al bebé, además de mejorar la circulación.

Como puedes comprobar, existen numerosos beneficios de montar en bici embarazada, pero siempre deberás hacerlo con precaución y sin pegarte un sprint. Recuerda que ahora sois dos y os merecéis todas las precauciones. 

Guardar bicicletas en poco espacio: las mejores alternativas

guardar-bicicletas-en-poco-espacio

En la era del minimalismo y la constante reinvención de los lugares pequeños, te contamos las mejores alternativas para guardar bicicletas en poco espacio.

Cómo guardar bicicletas en espacios o pisos pequeños

Soportes de techo

Si cuentas con techos altos y el suelo despejado, puedes incluir un soporte o colgador de techo para así enganchar tu bicicleta. ¿Requisitos? Asegúrate de que la pintura de la pared no se manche con posibles rozaduras (recomendamos apostar por un color oscuro), o bien desmontar la rueda delantera y aflojar el manillar para que ocupe menos espacio. 

Ganchos

Una opción más sencilla y económica que depende del tipo de gancho que elijas: para colgar la bici por una de las ruedas o para colgarla a través del cuadro. Si además tienes dos en casa, los ganchos son ideales para aprovechar mejor el espacio. 

Soportes de pie o vertical

Los soportes permiten mantenerla en una posición fija, siempre en función de la orientación deseada, sea de pie o en vertical. Una buena opción para guardar bicicletas en poco espacio, por ejemplo, el balcón o el recibidor de tu apartamento.

Desde insertar ganchos hasta hacerte con una plegable, existen varias opciones para guardar tu bicicleta en espacios reducidos. 

Arcón de exterior

Si cuentas con zonas de exterior en casa, el problema no será el espacio, sino la protección. En este caso, puedes optar por un arcón de exterior y ubicarlo en un sitio estratégico para así protegerla de la lluvia, el polvo o las hojas otoñales. Una versión más económica reside en elegir una funda para bicis

Un centro de selfstorage

 Los espacios urbanos cada vez se adaptan mejor a los ciclistas con zonas específicas para ir sobre dos ruedas en la gran ciudad. Los centros de selfstorage facilitan un espacio extra a precios económicos para guardar tu bicicleta durante las 24 horas del día, además de contar con control de acceso y alarma individual. Una buena opción si quieres despreocuparte a la hora de guardar la bici en casa. 

Comprar una bici plegable

Se han convertido en el último grito para ciclistas urbanitas que necesitas guardar bicicletas en poco espacio. Gracias a la posibilidad de desmontarla, puedes seguir moviéndote por la gran ciudad sabiendo que podrás llevarla contigo en transporte público, transportarla cómodamente al campo los fines de semana y, por supuesto, hacerle un hueco en tu apartamento sin preocuparte por el espacio. 

Descubre las mejores bicis plegables con Ossby. 

Mejores bicicletas urbanas plegables o para ciudad

bicicletas-urbanas-plegables

El entorno natural de las bicicletas urbanas plegables es, sin duda, la ciudad. Su capacidad para reducir sus dimensiones la convierten en ideal para pisos pequeños. Pero… ¿qué debes tener en cuenta a la hora de elegir la mejor? Pues sigue leyendo porque no solo te vamos a enseñar en qué detalles debes fijarte para tomar la mejor decisión, sino que, además, te vamos a dar una valoración de algunas de las que consideramos top del mercado.

¿Qué necesita tener una buena bici urbana plegable?

Poco peso

Fundamental. Una bici que vayas a usar por la ciudad debe ser ligera, ya que, probablemente, la combines como medio de transporte con otros como el bus o el metro. Y cargar mucho peso en esos momentos en los que tienes que subir las escaleras de la estación o los pocos escalones del tren, se nota. 

Este punto entra en conflicto con otro fundamental para toda bici plegable urbana que se precie: algunas marchas. Aunque resulte básico para enfrentar cualquier pequeña cuesta o cambio de rasante que te encuentres en tu trayecto, demasiadas marchas requieren un mayor número de piñones y platos, lo que deriva en un mayor peso.

Por tanto, hay que encontrar un modelo que tenga un equilibrio entre estos dos aspectos. 

No obstante, lo que sí debes tener en cuenta es el tipo de rutas que vas a llevar a cabo en tu día a día. Es decir, generalmente en ciudad no hay grandes cuestas, pero si pillas alguna, es mejor tener la opción de cambiar una o dos marchas.

Pero si lo que tienes que subir, sí o sí, son escaleras en la estación de metro o en la oficina, mejor hazte con una en la que el número de velocidades no haga incómoda la carga en peso muerto.

Pliegue sencillo

Las bicicletas urbanas plegables deben adaptarse al ritmo de vida de la urbe, siendo muy rápida y sencilla de plegar. Sobre todo cuando hablamos del pliegue principal del cuadro, ya que muchas veces es el que más se usa para entrar rápido al metro o a un centro comercial.

Con este gesto generalmente será suficiente para transportar la bici en modo trolley

Pero lo importante en este caso no es tanto que tenga este tipo de pliegue como que su mecanismo sea fácil de utilizar. De esta manera, pasar de pedalear a entrar en el interior de un local o a otro medio de transporte será un proceso que no te lleve más de 10 segundos.

Por otro lado, las viviendas de las grandes ciudades no se caracterizan por su amplitud, por lo que todo elemento extra que se pueda plegar en la bici son puntos a favor del modelo en cuestión. De hecho, suelen poder plegarse (además del cuadro) el manillar o los pedales. Pero de todas formas, mide bien el espacio que tengas reservado para guardar la bici en tu piso. Así podrás compararlo con las dimensiones que encuentres en la web totalmente plegada.

Gran versatilidad

Las bicis urbanas plegables son muy versátiles en general (sobre todo aquellas que, como comentábamos, cuentan con más de una velocidad). Pero más lo son aquellas que te permiten un transporte sencillo de la estructura.

Y ya no solo por peso, que también, sino por el transporte en general de un lado a otro mientras está plegada. Por ejemplo, cuando tienes que llevar la bici por los pasillos del metro empujándola con una sola mano o por el edificio de tu oficina.

En este aspecto, entre las bicicletas urbanas plegables que te vendrán mejor son las que puedas llevar de manera cómoda, sin necesidad de utilizar las dos manos y que sea, plegada, lo más estable posible. Esto te dará una libertad enorme para disfrutar de ir a todas partes sin apenas esfuerzo. 

Comparativa de las mejores bicis urbanas plegables

Bicicleta plegable City, de Ryme Bikes

7 velocidades y 12,6 kg son la insignia de esta bici plegable para ciudad. Cuenta con cuadro de aluminio y plegada tiene unas dimensiones de 38x79x76 cm.

Tiene manillar y cuadro plegable, y el sillín se puede bajar para ocupar menos espacio. Su precio ronda los 700 €. 

Cinzie Firenze Vintage 6V 2020

Con un aspecto vintage que le brinda un gran atractivo, esta tiene un peso 13,8 kg (su cuadro es de acero) y 6 velocidades, lo que la hace bastante robusta y perfecta para transitar caminos algo más complejos. Las medidas una vez plegada son de 80x74x30 cm y su precio está sobre los 300 €. 

Hummingbird Multi-Speed

Esta fantástica bici urbana con 4 velocidades pesa solo 8,2 kg gracias a su cuadro en fibra de carbono. Se pliega en manillar y zona de la rueda trasera y tiene unas dimensiones plegada de 117x60x20 cm. Ahora, ¿tienes la cartera preparada? Porque cuesta la friolera de 3.600 €. 

Moma Bikes First Class 20”

Con 6 velocidades, un cuadro de aluminio y 11 kg de peso, tiene un diseño urbano al que añade guardabarros y portabultos. Con manillar, cuadro y pedales plegables (quedando en 77x64x35 cm), su precio es competitivo dentro de las bicis plegables algo más pesadas, ya que ronda los 250 €.

Nuestra favorita: Ossby Curve Eco

3 velocidades (más que suficiente en ciudad), un peso de solo 9,5 kg gracias a su cuadro de aluminio y, sobre todo, su pliegue Easy up que reduce las dimensiones de la bici a la mitad en un solo segundo (más rápido que cualquier otra del mercado), la convierten en nuestra indiscutible favorita.

Sí, porque es perfecta para pasar de pedalear a caminar por los pasillos del metro en cuestión de 5 segundos (y en ellos contamos el tiempo de bajarnos y, luego, plegar la bici).

Con unas medidas plegada de 93x70x22 cm, ¡cabe en cualquier rincón! Vamos, que sin duda es la reina de las bicis urbanas plegables.

Su precio está por debajo de los 800 €, pero si vas a utilizarla en tu día a día, por comodidad y versatilidad, merece muchísimo la pena optar por este modelo de alta gama. 

Ahora solo te queda probarla de primera mano y confirmar que es la mejor de las bicicletas urbanas plegables, ideales para llevar por la ciudad. De hecho, te será tan cómoda, ¡que no volverás a ir a ningún lado sin ella! Ya sea para tomar un café con unos amigos o para el trabajo, se covertirá en tu compañera perfecta. 

Bicicleta plegable de 14 pulgadas: principales ventajas

bicicleta-plegable-14-pulgadas

¿Estás pensando en hacerte con una bici plegable con ruedas de 14 pulgadas? Perfecto. Y si aún no tienes claro si es o no una buena decisión, sigue leyendo y descubre todas las ventajas de hacerte con una de esas características. Al final también te diremos nuestra favorita por si… ¡te da ideas!

1. Menor Peso

Unas ruedas grandes aportan un mayor peso tanto por la estructura de la rueda como por el neumático en sí. Así que si quieres que sea ligera, apuesta por estas dimensiones reducidas en la rueda.

2. Facilidad de plegado

Una bici con ruedas pequeñas es mucho más fácil de plegar que una con ruedas grandes. De hecho, esta es la razón por la que la mayor parte de las plegables tienen ruedas más pequeñas que las no plegables. 

3. Dimensiones plegada

Aunque está relacionado con el punto anterior, es evidente que unas ruedas pequeñas permiten que la estructura en su conjunto consiga tener unas menores dimensiones una vez plegada que una bici con ruedas con mayor diámetro. Al fin y al cabo, ¡las ruedas no pueden plegarse!

4. Facilidad de transporte

Una bici con las ruedas pequeñas será más ligera y con más capacidad de plegado, como ya hemos dicho. Bien, pero, además, eso influye en que será mucho más sencilla de transportar de un sitio a otro y subir cualquier tipo de desnivel. Por ejemplo, para subir las escaleras del metro o del bus con ella a cuestas. 

5. Perfectas para ciudad

Todo lo que hemos dicho determina que una bici plegable con ruedas de 14 pulgadas de diámetro sea ideal para recorrer la ciudad. Sí, porque están elaboradas para recorrer pocos kilómetros de una forma muy versátil. En definitiva, son perfectas para ir al trabajo, coger diferentes medios de transporte y guardarlas a tu lado en la oficina o en un bar (evitando así la mayor probabilidad de robo).

La bici plegable con ruedas de 14 pulgadas más ligera

9,5 kg. Como lo lees. Eso es lo que pesa la Ossby Curve Eco. Y solo 13,5 kg en su versión eléctrica, una versión en la que el motor está incorporado en la rueda trasera gracias al sistema All in one.

Sí, un motor incorporado en una rueda de 14 pulgadas para que el cuadro pueda seguir teniendo el plegado Easy up con el que la bici reduce sus dimensiones a la mitad en tan solo 1 segundo. Y si quieres reducir aún más su tamaño solo tienes que plegar su manillar y sus pedales.

Así que, además de extremadamente liviana y fácil de transportar, es perfecta para plegarla y guardarla en cualquier rincón del piso. ¿Qué más se puede pedir a una bicicleta plegable de 14 pulgadas? Pruébala de primera mano y disfruta de sus ventajas. 

Mejores bicicletas plegables para mujer: características y comparativas

bicicletas-plegables-mujer

Pocas son las características que diferencian las bicicletas plegables de mujer y de hombre. De hecho, más allá de encontrar el peso y la facilidad de plegado perfectas para ti, no hay mucho más en lo que se puedan diferenciar. Pero, en cualquier caso, analicemos esos pequeños detalles en los que te debes fijar para escoger la que más se adapte a tus necesidades. Y, luego, te diremos cuál es, en base a todo ese exhaustivo examen, nuestra favorita. 

Características a la hora de comprar una bici plegable para mujer

Peso

De media, suele pesar unos 12-13 kg. De cara a cargarlos con una sola mano para meter la bici en el metro o el bus, pueden notarse, y mucho. Además, debes tener en cuenta cada accesorio que le pongas a la bici (como por ejemplo un adaptador para llevar el móvil o las luces ), ya que, aunque parezcan livianos, suman peso. Así que una que tenga un menor peso de por sí, tendrá muchos puntos a favor.

Plegado

Verte a las puertas del metro durante 5 minutos intentando plegar una bici que, supuestamente, debía plegarse de forma sencilla y rápida, no es agradable. Por eso debes tener en cuenta que la bicicleta plegable para mujer que elijas tenga un sistema de pliegues que de verdad sea muy fácil de utilizar.   

Transporte

Pero no solo debes fijarte en que el plegado sea rápido y fácil, que también, sino que ese plegado principal te permita transportar la estructura en su conjunto de una manera cómoda.

¿A qué nos referimos exactamente? Pues a que hay muchos modelos con un pliegue estupendo, pero que luego te obligan a cargar el peso muerto para transportarlos una vez plegados.

Opta mejor por aquellas que te permitan rodar la bici empujándola con una mano mientras vas por los pasillos del metro o del edificio de tu oficina. ¡Es mucho más cómodo!

 

Espacio

¿Tienes un rinconcito muy pequeño para guardar tu bici en casa? Pues entonces necesitas que se pliegue en varios niveles. Es decir, que no solo se pliegue el cuadro, sino también los pedales y el manillar. Por otro lado, presta atención a las dimensiones tanto plegada como sin plegar. Así no te llevarás sorpresas a la hora de intentar guardarla en tu piso.

 

La mejor bici plegable para mujer: Ossby Curve Eco

Por poco peso, por fácil plegado (y en diferentes niveles) y por contar con marchas, la Ossby Curve Eco se lleva el honor de ser, sin duda, la mejor bicicleta plegable de mujer. ¿Quieres saber por qué de forma un poco más detallada? Sigue leyendo y descubre sus virtudes, hecha para las más urbanitas. 

bicicleta-plegable-facil-de-transportarSolo 9,5 kg de peso

Sí, pesa muy poco. Verás que levantarla para sortear unas escaleras o cualquier desnivel se te hace increíblemente sencillo. Sobre todo si la comparas con las que… ¡pesan 4 y 5 kg más! Disfruta de la libertad que te brinda para recorrer tu ciudad. 

ahorro-tiempo-gasolina Plegado en 1 seg

Como lo lees, en un solo segundo puedes plegar el cuadro para hacer que la bici reduzca su tamaño a la mitad. Y si tienes unos segundos más, pliegas también el manillar y los pedales, pasando de unas dimensiones abierta de 93x120x55 cm a 93x70x22 cm plegada. Te cabrá casi en cualquier lado, te lo aseguramos.

medios-de-transporte-bici-plegable Fácil transporte

¿Quieres una bici que puedas manejar con una mano por los pasillos del metro? Pues de entre todas las bicicletas plegables de mujer que encontrarás en el mercado, esta se lleva la palma. Mientras el cuadro esté plegado, con solo empujar levemente el sillín, la controlarás sin problema. 

distancia-mejor-bicicleta-plegable 3 marchas

 Si creías que, por peso, esta bici no iba a tener marchas, estabas equivocada. Con sus 3 velocidades podrás hacer frente sin problema a todas las pequeñas cuestas y cambios de rasante que te encuentres en tus rutas por la ciudad o de camino al trabajo. 

bicicleta-plegable Versión Electric

Si tienes que recorrer demasiados kilómetros o necesitas un empuje extra en las cuestas, la Ossby Curve tiene también versión Electric. Además de ser igual de fácil de plegar y transportar, ¡cuenta con hasta 45 kilómetros de autonomía! 

Comparativa con otras bicicletas de su categoría

¿Quieres saber por qué coronamos a la Ossby Curve Eco como la mejor de las bicicletas plegables para mujer? Pues aquí tienes una comparación con otros modelos de marcas de prestigio, como TERN, Dahon o Monty, para que así puedas decidir tú misma con cuál te quedas. 

Algunas bicicletas plegables de la marca TERN, como la BYN P8, pesan bastante más que la Ossby Curve Eco: nada menos que 14,3 kg. Si bien es cierto que cuenta con 8 velocidades, su precio también es mucho mayor (1.250 € frente a los 790 de la Ossby). 

Lo mismo le pasa a la Dahon Mariner D8, ya que, al tener más velocidades que la Ossby, pesa bastante más (12,45 kg). Otro ejemplo es la Monty Fusion, que con 7 velocidades pesa nada menos que 12,44 kg. La famosa marca BH también tiene una plegable de 6 velocidades con un peso bastante mayor: 13 kg. 

En definitiva, que si lo que buscas es una bici plegable que pese poco para una mayor sencillez en el transporte, la Ossby Curve Eco, con sus 9,5 kg, es perfecta para ti. De hecho, es la versión Electric la que pesa 13,5 kg, no la tradicional mecánica. Así que si vieras lo que pesan las opciones eléctricas de otras marcas, te quedabas helada. 

¿Por qué hemos primado en Ossby un menor peso a un mayor número de velocidades? Pues porque hemos entendido que al moverte por la ciudad, en general necesitas más agilidad que velocidades. En la urbe, las cuestas no suelen ser tan pronunciadas y, sin embargo, las escaleras del metro sí que lo son, y subirlas con 5 kg de más (o de menos) encima se nota. 

Vale, ya tienes en mente la que, seguramente, ya se ha convertido en tu bicicleta plegable de mujer preferida. Ahora lo único que te queda es probarla de primera mano y confirmar que… ¡es perfecta para ti! 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.